https://www.preventivevet.com/es/perro-infeccion-auditiva

Pet InfoRx®
Infección auditiva en perros

Tu perro tiene una infección en el oído. ¿Qué debes hacer?

Esta ficha de Pet InfoRx te ayudará a determinar qué debes hacer, cómo hacer que tu perro se sienta más cómodo y cómo prevenir que vuelva a infectarse en el futuro.

 

Vínculos directos

Por qué tiemblan los perros

Chihuahua sacudiéndose

¿Por qué tu perro se sacude de vez en cuando? ¿Es normal? Sí, lo es. Cuando un perro se “sacude”, es una forma de “reacomodarse” o “restablecerse” para comenzar de cero. Tal vez tenga el pelaje desacomodado, esté mojado o algo le causa estrés, y necesita reacomodarse para seguir adelante. Sin embargo, si tu perro se sacude con frecuencia, podría tratarse de un problema de salud, como una infección del oído, por lo que debes consultar con un veterinario.

Esta página podría incluir vínculos de afiliados por los que obtenemos una comisión por cada compra que reúna los requisitos. Esto no tiene costo para ti, pero nos ayuda a financiar la información educativa gratuita que publicamos en nuestro sitio web. Lee más aquí.

¿Qué son las infecciones del oído?

El tipo más frecuente de infección del oído en perros se conoce como otitis externa. Es una inflamación e infección del revestimiento del canal auditivo externo. La otitis externa puede ser una enfermedad primaria o secundaria. La causa puede deberse a diversos factores, por lo que es una enfermedad difícil de diagnosticar y tratar. El pabellón auditivo (la parte externa del oído) y el interior del oído podrían estar enrojecidos e hinchados, y podrían tener un olor desagradable. Algunas personas creen que el olor es similar a palomitas de maíz (que es el olor de un hongo levaduriforme). El canal auditivo puede secretar una sustancia amarillenta o marrón oscuro. A veces, es consecuencia de una infestación con ácaros del oído.

¿Cómo pasó esto?

Tu perro podría haber contraído una infección de oído:

  • Por nadar o bañarse si las orejas no se secaron de forma apropiada (debe hacerse con un limpiador de oídos adecuado que contiene una sustancia de limpieza y un desecante).
  • Porque el canal auditivo del perro está en ángulo recto (en forma de “L”); una vez que se acumula humedad allí, no tiene forma de salir. Este lugar es ideal para que proliferen bacterias y hongos levaduriformes.
  • Porque, a veces, las alergias ambientales y a los alimentos causan problemas en el oído.
  • Porque crece vello excesivo en el canal auditivo, que termina acumulando humedad.
  • Debido a una limpieza excesiva o al uso de hisopos de algodón en los oídos.
  • Debido a predisposición de la raza, es decir, algunas razas padecen infecciones del oído con más frecuencia (p. ej., cocker spaniel, beagle).
  • Debido a enfermedades obstructivas, como pólipos, hiperplasia (engrosamiento tisular).

Cómo le afecta esto a usted y a tu familia

Niño gateando con un chihuahua

Como tu perro podría sentir dolor, hay mayor riesgo de que muerda o pellizque como un mecanismo de defensa, en especial si le tocan las orejas. Asegúrate de que los niños sepan que el perro podría tener más sensibilidad en la cabeza y los oídos, y no los dejes juntos sin supervisarlos.

Debes saber que tu perro sentirá malestar cuando le limpies o trates la infección del oído. Si no puedes hacerlo de forma segura, déjalo y habla con el veterinario para saber qué hacer a continuación.

Si tu perro no recibe tratamiento contra la infección del oído, podría terminar perdiendo la audición, por lo que cambiará la forma en que la familia se comunica con tu mascota.

¿Qué debes hacer si tu perro tiene una infección en el oído?

Sigue las instrucciones del veterinario sobre los medicamentos y la limpieza del oído de tu perro. Solo haz lo siguiente si el veterinario te lo indicó, puesto que diferentes tipos de infección requieren distintos tipos de limpieza o ningún tipo de limpieza. 

En función del tipo de infección del oído y de los medicamentos recetados, tu perro podría necesitar lo siguiente:

  • Gotas recetadas para el oído a diario.
  • “Compresa” recetada para el oído que se disuelve y administra tratamiento durante una a dos semanas.
  • Antibióticos, antifúngicos o antiinflamatorios por vía oral.
  • Limpieza del oído frecuente (consulta los pasos a continuación).
  • Cambio de dieta (el veterinario te recomendará qué cambiar en la dieta de tu perro).
  • Recorte de vello en el canal auditivo.
  • Nueva exploración para garantizar que se haya resuelto la infección.
Perro que necesita una limpieza del oído

Cómo limpiarle los oídos a tu perro (estos pasos también se aplican a los gatos)

Herramientas necesarias:

  • Un limpiador de orejas seguro y efectivo: no son todos iguales, así que tendrás que pedirle al veterinario que te recomiende uno.
  • Gasas (de 3 x 3 in), bolas de algodón o desmaquilladores circulares o toallitas húmedas.
  • Una toalla.
  • Golosinas para recompensar a tu mascota.

Si tu mascota siente mucho dolor, se recomienda colocarle un bozal para evitar que te muerda.

Pasos para limpiarle los oídos a tu mascota

  1. Envuelve a tu mascota con una toalla para mantenerla seca y calmada. Esto también ayuda a evitar que te rasguñe con las patas delanteras.

  2. Levanta la oreja de tu mascota para tener acceso al oído.

  3. Agita bien el envase del limpiador de oídos antes de usarlo. Luego, acerca el envase al canal auditivo del perro sin tocarle el oído (si es posible). Si la punta del envase toca una parte de piel sensible, podría causarle dolor, por lo que tu mascota se asustará y moverá, y la punta se insertará en el oído, por lo que podrías lastimarlo. Sé amable con tu perro, porque el líquido puede estar frío; asegúrate de que esté a temperatura ambiente o, aún mejor, caliéntalo apenas unos minutos colocando el envase bajo el grifo de agua caliente).

  4. Aprieta levemente para administrar el limpiador en el oído de tu mascota hasta que el líquido rebose del canal auditivo. Es necesario que ingrese una cantidad apropiada del producto de limpieza para poder limpiar el oído de forma adecuada.

  5. Mientras le sostienes la oreja hacia arriba, masajea vigorosamente la base del oído de tu mascota (hazlo durante unos diez a quince segundos). Si el oído de tu mascota está muy infectado o si realmente le molesta que le viertan el líquido en el oído, puedes empapar una bola de algodón con el limpiador y luego colocarla en la parte superior del canal auditivo mientras masajeas para liberar el líquido. Ten en cuenta que no es el método ideal, porque no ingresará suficiente limpiador en el canal auditivo para permitir una limpieza apropiada.

  6. Mientras le sostienes la oreja hacia arriba, toma cualquier material suave y absorbente que uses, cúbrete la punta de un dedo y, luego, inserta con mucho cuidado el dedo en el canal auditivo de tu mascota para limpiarlo (sin ejercer fuerza). Sin restregar, quita tanto líquido limpiador y suciedad del oído como sea posible. La “suciedad del oído” es la mugre marrón que notarás en la bola de algodón. A veces, puede ser una secreción amarillenta. Un oído limpio y sano no tiene suciedad de color marrón oscuro o amarillento que sale del canal.

  7. Repite el paso de enjuague y limpieza anterior tantas veces como sea necesario para extraer toda la suciedad del oído que puedas. Por lo general, tendrás que limpiarle los oídos día por medio (según el medicamento recetado).

  8. Aléjate un poco; tu mascota querrá sacudir la cabeza.

  9. Ahora puedes usar la toalla para secar a tu mascota y a ti mismo.

  10. Recompensa a tu perro con alguna golosina deliciosa.

Un buen objetivo es transformar esta rutina de limpieza en una actividad placentera. Una vez que se resuelva la infección del oído, se recomienda llevar a cabo una tarea de mantenimiento habitual, como limpiarle el oído una vez a la semana, si es posible.

SIEMPRE límpiale los oídos después de un baño o de nadar, o cuando vuelve del peluquero. Este tipo de limpieza no es tan intensiva como cuando tiene una infección del oído. Si estás usando una sustancia con limpiador y desecante, como Otiderm®, para usar después del baño o de nadar, tan solo viértela en el canal auditivo y masajéale el oído. ¡LISTO! Eso es todo.


Mantenga a tu perro cómodo

Lo mejor que puedes hacer es administrarle el medicamento que recetó el veterinario y seguir las instrucciones de limpieza (pero solo si te recomendaron hacerlo).

Asegúrate de administrarle el medicamento durante todo el período indicado, aunque tu perro se sienta mejor en uno o dos días. Es importante porque así te asegurarás de tratar por completo la infección, para que no vuelva a ocurrir. Evita tocarle o frotarle las orejas a tu perro (excepto al limpiarlas) hasta que desparezca la infección; de lo contrario, se sentirá molesto.

Es muy recomendable que vuelvan a examinar a tu perro después de completar el tratamiento con medicamentos para asegurarte de que se haya eliminado la infección.

Perro durmiendo plácidamente

¿Cómo sabe que las cosas están mejorando?

Deberías notar que tu perro ya no se rasca ni agita tanto la cabeza. Disminuirá el enrojecimiento en la oreja del perro, y el olor disminuirá en intensidad.

Si le limpias los oídos, la sustancia que sale finalmente será de color marrón claro o transparente.

¿Cómo se sabe cuando las cosas no mejoran? Qué debe hacer?

Si tu mascota todavía se siente molesta y no deja de rascarse ni de agitar la cabeza de tres a cinco días después de haber iniciado el tratamiento, llama a tu veterinario para informarle la situación. Al cabo de una semana, si todavía notas suciedad de color marrón oscuro en la gasa cuando le limpias el oído, quiere decir que todavía podría estar infectado. Si tu mascota de repente comienza a inclinar la cabeza hacia un lado, deja de limpiarle el oído y de administrarle el medicamento, y comunícate de inmediato con tu médico.

Preventive Vet Shield

Cómo evitar que esto suceda en el futuro

Las infecciones del oído suelen aparecer después de un baño o de nadar, cuando queda agua acumulada en el canal auditivo en forma de “L”. Intenta evitar que le ingrese agua en los oídos al bañar a tu mascota. No le viertas demasiada agua sobre la cabeza ni uses la boquilla de la ducha (en su lugar, puedes usar una esponja o una toalla para la cara). También es útil colocarle bolas de algodón en los oídos antes de bañarlo, pero asegúrate de quitárselas al terminar.

Hora de bañar al perro

Si crees que ingresó agua al bañarlo o al nadar, asegúrate de utilizar un limpiador de oídos que contenga una sustancia desecante para asegurarte de eliminar la humedad que pudiera haber en el canal auditivo. El veterinario puede recomendarte qué limpiador de oídos puedes usar.

Si tu mascota tiene vellos largos en el interior del oído, a veces es útil correrle la oreja hacia atrás para permitir que circule el aire. También puede ser útil recortarle el vello en el pabellón auditivo y bajo la base del canal auditivo. Si tu perro tiene vello en el canal auditivo y ha tenido varios episodios de infección del oído, se recomienda que el peluquero de mascotas le recorte el vello del oído (solo para mascotas con antecedentes de problemas auditivos).

Pet InfoRx® es posible, en parte, gracias a nuestra asociación con AlignCare®.

Preventive Vet AlignCare

© Preventive Vet. All rights reserved. PreventiveVet.com