Pet InfoRx®
Cuidado posquirúrgico en perros

Acaban de operar a tu perro — ya sea esterilización, castración, extirpación de nódulos o algún procedimiento menos habitual — así que tu perro necesitará algunos cuidados adicionales para recuperarse con rapidez y sin sobresaltos.

Cuando operan a tu perro, puede ser muy estresante para ti, tu perro y toda tu familia. Esta ficha de Pet InfoRx incluye varias sugerencias para contribuir a una recuperación satisfactoria para todos. ¡Recupérate pronto pequeño!

 

Vínculos directos

El collar isabelino

Perro usando un cono después de una cirugía

¡El tan temido collar! (También conocido como el “cono de vergüenza”). Tu veterinario podría indicarte que le coloques este collar isabelino súper elegante para evitar que tu perro lama, muerda o rasguñe el sitio de la reciente cirugía.

El collar isabelino se llama así por su similitud con la “lechuguilla”, un collar blanco muy usado durante el reinado de Isabel I en el período Tudor.

Esta página podría incluir vínculos de afiliados por los que obtenemos una comisión por cada compra que reúna los requisitos. Esto no tiene costo para ti, pero nos ayuda a financiar la información educativa gratuita que publicamos en nuestro sitio web. Lee más aquí.

Qué debes hacer por tu perro después de una cirugía

En función de la cirugía de tu mascota, tu veterinario te indicará medicamentos e instrucciones específicas para el cuidado en el hogar. Es fundamental supervisarlo de forma estricta. En general, es importante que hagas esto:

  • Administrarle la totalidad del medicamento según las instrucciones, incluso si tu perro se parece bien y no parece sentirse mal. Si omites una dosis o interrumpes la medicación, tu mascota podría sufrir consecuencias graves o no deseadas. Se recomienda no incorporar el medicamento en la comida. Si lo haces, tu mascota podría no comer o podría no ingerir la dosis total del medicamento. Asegúrate de que tu veterinario te muestre cómo administrarle los medicamentos o que te brinde diferentes opciones si tu perro se rehúsa a ingerir medicamentos.

  • Respeta todas las instrucciones para el hogar de forma estricta. En especial, las recomendaciones sobre el encierro. Lee más aquí para obtener ayuda con el cuidado de incisiones y heridas.

  • No le quites el collar isabelino (o “cono”) a tu perro en ningún momento. No se recomienda quitar el collar porque tal vez no puedas volver a colocárselo de forma apropiada o porque tu perro se rehusará a que lo hagas. Si puedes supervisarle directamente, podrías aliviar a tu perro y quitárselo. Pero ten mucho cuidado para evitar que se lama o muerda la incisión, los puntos o las grapas: los perros pueden ser muy obstinados. Hay muchos estilos y opciones de collar isabelino, pero, como norma general, el collar duro suele ser el más efectivo en una gran diversidad de situaciones para ayudar a evitar complicaciones graves.

  • Evita bañar a tu perro hasta que le hayan revisado nuevamente la incisión o hasta que le hayan extraído los puntos o las grapas. También debes evitar llevarlo a piscinas o piletas de natación en general.

  • Limita la actividad de tu perro de forma estricta (al menos dos semanas para la mayoría de las cirugías y alrededor de seis a ocho semanas para las cirugías ortopédicas) y planifica pasear a tu perro con una correa para impedir que haga un esfuerzo excesivo. No lo hagas caminar mucho. Básicamente, pasea a tu perro el tiempo suficiente para que haga sus necesidades. No debes permitir que corra, salte, trepe (incluso al sofá) o juegue mientras está sanando la incisión. Si estira o retuerce el cuerpo, podría abrirse la incisión.

Perro usando un cono después de una cirugía

  • Si tienes más perros o gatos, te recomendamos mantener separada a la mascota que está recuperándose, aunque sean amigos. Los animales que regresan de una clínica veterinaria traen consigo aromas nuevos que pueden ser intimidantes, y los otros animales podrían no ser muy amigables durante uno o dos días. Además, una vez que los vuelves a reunir, supervísalos de forma estricta para evitar que la otra mascota lama el sitio de la incisión.

Si estás leyendo esto antes de que operen a tu perro, échale un vistazo a este video para obtener sugerencias sobre cómo hacer que tu mascota no sienta malestar al usar un cono o lee este artículo para obtener más sugerencias.

Mantenga a tu perro cómodo

Perro usando un collar isabelino

Lo mejor que puedes hacer es mantener calmada a tu mascota, respetar las instrucciones de cuidado en el hogar y administrarle los medicamentos conforme a las instrucciones.

Facilítale a tu perro un lugar tranquilo y limpio para que se recupere, alejado de otras mascotas o de los niños. Asegúrate de que la cama de tu mascota le permita levantarse y recostarse con facilidad.

Te recomendamos que dejes los cuencos de comida y agua tan cerca como sea posible del área de descanso, de modo que no tenga que levantarse y desplazarse hasta ellos. Esto también te permite supervisar cuánto come y bebe. También podría ser útil elevar los cuencos para que pueda comer y beber con más facilidad mientas usa el collar isabelino.

Idealmente, si no estás en tu casa con tu perro después de la cirugía, se recomienda confinarlo en una jaula o una sala pequeña sin muebles a los que pueda subirse. De este modo, no podrán estar activos ni se engancharán el collar con algo.

Si tienes problemas manteniendo quieto a tu perro o si intenta quitarse el collar isabelino, tu veterinario podría recetarle medicamentos para calmarlo. Llámalo para analizar las opciones disponibles.

¿Cómo sabe que las cosas están mejorando?

Tu perro debería descansar con comodidad y comer y beber bien, además de hacer las necesidades. Es común que tu mascota esté aletargada (con poca energía), que no coma o beba bien, o que expulse heces blandas durante las primeras 24 a 36 h después de la cirugía. Sin embargo, debería recobrar la energía y el apetito día tras día después de haber regresado al hogar.

La incisión también debería mejorar con el paso de los días. Si bien es común observar cierto nivel inicial de irritación, inflamación y hematoma, la incisión debería estar limpia, seca y sin secreción amarillenta o verdosa. Cualquier inflamación o decoloración debería comenzar a mejorar en los primeros tres a cinco días y debería resolverse en un plazo de diez a catorce días.

¿Cómo se sabe cuando las cosas no mejoran? Qué debe hacer?

Debes llamar al veterinario de inmediato si tu mascota:

  • Tiene dificultad para respirar: más de cuarenta respiraciones por minuto en reposo o al dormir, dificultad para respirar o tos excesiva.

    Para comprobar la frecuencia respiratoria, sigue estos pasos: Cuenta las respiraciones del perro durante quince segundos y, luego, multiplica ese valor por cuatro para obtener el número total de respiraciones por minuto. Puedes usar el temporizador del teléfono y colocar una mano sobre el pecho de tu mascota para sentir las respiraciones a medida que las cuentas. La frecuencia normal en perros y gatos es de ocho a cuarenta respiraciones por minuto.

  • Tiene vómitos o diarrea: más de uno o dos eventos.

  • Tiene secreción en la incisión: cualquier tipo de supuración amarillenta o verdosa.

  • Si la mascota rasgó o arranco los puntos o grapas de su incisión 
Preventive Vet Shield

Cómo se evita que las cosas empeoren

Uno de los motivos más habituales por los que un perro debe volver a someterse a una cirugía después de alto del hospital es porque se le permitió lamer o morder la incisión, o porque estuvo muy activo durante la etapa de recuperación. El collar isabelino puede ser muy molestoso para ti y tu mascota, pero previene problemas mucho más grave y merece la pena dejárselo puesto hasta que haya sanado por completo la incisión.

Sigue las recomendaciones del veterinario sobre el retorno a la actividad física. Dale más tiempo para subir escalones (según el procedimiento, como una cirugía ortopédica, podría ser útil un cabestrillo para subir y bajar escalones) y sácalo a pasear con una correa para que haga sus necesidades, de modo que no haga un esfuerzo excesivo. Podría ser mejor pasear al perro con un arnés y correa en lugar de un collar y correa.

Pet InfoRx® es posible, en parte, gracias a nuestra asociación con AlignCare®.

Preventive Vet AlignCare

© Preventive Vet. All rights reserved. PreventiveVet.com